Review del cómic “Ángela Della Morte”, de Salvador Sanz

Image result for angela della morte

Lo adquirí por Internet en unas rebajas. La edición que yo tengo es la que se muestra arriba, que data del 2012 e incluye unas páginas al final con interesantes extras, como bocetos y una entrevista con el autor.

Ahora que, con la nueva Blade Runner, el género de la ciencia ficción está tan candente, y ya que a todo el mundo le ha dado por intentar definir qué es una buena obra de ciencia ficción y qué no, voy a aportar mi insignificante grano de arena. Lo cierto es que hasta el momento no había leído nada del autor y lo compré simplemente porque leí algún buen review por ahí. Me lo ventilé en una sala de espera del médico, que en vez de resultar un mañana sofocante resultó un rato muy apasionante. Todos sabemos que estas esperas pueden ser muy largas, pero es cierto que el cómic se lee bastante rápido, aunque invita a más de una lectura por sus muchos matices.

Image result for angela della morte

El cómic lleva el nombre de su protagonista. En esta imagen sale muy cool, pero lo cierto es que una mujer bastante normal físicamente, y en su entrevista el autor dice que buscaba una chica un poco antihéroe y que se viera físicamente como una persona real (nada de cinturita de avispa y pechotes de anime). Lo único peculiar es el trabajo que ella desempeña. Bueno, y su nombre, que es raro sin ningún motivo aparente.

La historia, a grandes rasgos para evitar spoilers, tiene que ver con laboratorios clandestinos, descubrimientos científicos que parecen sobrenaturales, y un poquito de acción y espionaje. Todo eso ya lo hemos visto muchas veces, entonces, ¿qué tiene de bueno? En mi opinión, aquí se exprime a fondo el formato. La historia en sí es muy difícil de creer, y si hicieran una película de ella tendrían que meter un montón de explicaciones pseudocientíficas que no se tragaría nadie y dejaría al público con el sentimiento de haber sido tomados por idiotas. En una hora y media no se puede dar explicación a nada de esto. En una serie, por el contrario, tendrían muchos capítulos para largos y tediosos minutos de explicaciones que acabarían ahogando por completo la acción. Y al espectador, todo sea dicho.

En lugar de eso, nos encontramos con algo bastante menos pretencioso. El autor sabe que lo que nos está contando es pura y dura ciencia ficción, y lo bueno del cómic es que su espacio es suficientemente reducido como para mostrarnos solo lo relevante, exclusivamente. Así que todas las explicaciones aburridas quedan abolidas en pro de un emplazamiento interesante, en viñetas cuidadosamente dibujadas para meternos en escena, y un seguimiento de la protagonista en su nada cotidiana vida. El hecho de mostrarnos solo un fragmento del todo, dejando a libre interpretación lo demás, es lo que muchos han atribuido en los comentarios que antes citaba sobre la película de culto Blade Runner original, que fue una de las pocas que supo contar lo justo y necesario para mantenernos intrigados y dar rienda suelta a la imaginación.

 

Image result for angela della morte

Todo esto se apoya aquí en un uso del diálogo bastante selectivo, mezclando escenas donde hay párrafos bastante largos con otras donde casi están ausentes, y toda explicación es meramente visual. Esto hace que su lectura sea muy dinámica, lo único es que acaba resultando corto y deja con ganas de más. Pero de nuevo, esto no tiene por qué ser algo malo, porque si lo diera todo mascado la experiencia no sería la misma.

El cómic en sí se encuentra con temas bastante profundos, como la muerte y la maldad humana, pero en lugar de intentar explicarlos, solo los usa en su beneficio para su propia historia, lo que se contrapone a otras obras que se pueden encontrar actualmente donde parece que es necesario dar una conferencia sobre el existencialismo implícita en cada capítulo/escena. Algunos parecen pensar que esa profundidad, o como yo lo llamaría mejor, grandilocuencia y presunción, es necesaria para que la obra sea buena. Sin embargo, yo creo que, tratándose en este caso de un cómic, uno ya tiene bastante con hacer bien su trabajo sin querer convertirse en un gurú. De hecho, como todos sabemos, la obras de culto nacen con el tiempo, y a menudo el autor no pretendía el éxito que recauda en el futuro.

En este caso, destacan los planos, bastante cinematográficos y muy cuidados, y un dibujo muy correcto de las estructuras, me gustó especialmente la del espacio, con su forma exterior tan característica.

 

Y aquí concluye mi pequeña review =]

A quién recomiendo este cómic:  a cualquiera que le guste la ciencia ficción.

 

Comments are closed.